logotipo
Página principal del sitio web Oso Andino
Cosas de osos, sitio web del Proyecto Oso Andino
Investigación de oso, en el sitio web Oso Andino
Conservación del oso andino
Educación sobre el oso andino
Noticias sobre el oso andino
Sobre Nosotros, el sitio web Oso Andino








Ecología del Oso Andino

La ecología del oso Andino, Tremarctos ornatus, continúa siendo investigada por éste y otros proyectos. Y, a pesar de que aún queda mucho por aprender al respecto, los avances y descubrimientos han aportado importantes datos para la difusión de esta especie y su conservación. 
Rango & hábitat: El también llamado oso frontino u oso de anteojos vive a lo largo de la Cordillera de los Andes. Es la única especie de oso sudamericano y puede ser encontrada en una franja angosta desde el oeste de Venezuela a través de la zona Andina de Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, hasta el noroeste argentino. El hábitat del oso Andino puede incluir el bosque nublado, bosques secos y páramos u zonas de pastizales de altura. La distribución del oso Andino está predominantemente restringida por amplias barreras geográficas (ej: el desierto de Atacama determina la ausencia completa de poblaciones de osos en Chile). El oso Andino es una de las "especies en peligro" en el Ecuador, principalmente por la fragmentación y destrucción de su hábitat debidas a la rápida expansión de la agricultura, la ganadería y la extracción maderera. Agricultores y ganaderos locales en ocasiones han disparado o tratado de envenenar oso Andinos para alejarlos de sus cultivos, principalmente de maíz, lo cuál es ilegal pero difícil de controlar sin programas de concienciación y educación ambiental al respecto. 
Apariencia: El oso andino posee una nariz más corta que la de las otras 7 especies de osos del mundo, diríamos que es la que más se asemeja a la de un perro. Cuenta con un pelaje grueso y relativamente largo de color negro o café muy oscuro excepto alrededor de su hocico, en donde sus tonalidades son marrones un tanto más claras. Por lo general presenta marcas blancas o café claras de diversos patrones alrededor de sus ojos (característica de la que adquieren el nombre común de osos de anteojos), dichas marcas pueden extenderse hasta su cuello o hasta su pecho. No todos los individuos presentan estos parches, algunos tienen caras completamente negras, por lo que se los conoce más con el nombre común de osos Andinos. 
Tamaño: En general, los machos presentan mayor tamaño que las hembras, alcanzando los 2.2 metros de altura desde la cabeza a las patas. El oso andino macho más grande que se ha registrado alcanzó los 2.4 metros. En cuanto a su peso, los machos pueden alcanzar los 200 kg. Las hembras registradas han sido bastante más pequeñas, casi nunca han alcanzado los 1.6 metros de altura. En relación a las otras especies, los osos andinos son más pequeños que los polares y los pardos o grizzlis, pero más grandes que los osos malayos o mieleros y los osos negros del Asia; los Andinos son un poco más pequeños que los osos negros americanos. 
Rango de Vida: El número de años que un oso Andino libre puede vivir en la actualidad es probablemente no mayor a los 20 años debido al estrés que conlleva la vida silvestre, a la disponibilidad esporádica de alimentos y al recorte de su hábitat. En cautiverio los osos Andinos pueden vivir de 35 a 40 años. 
Sentidos: Como los demás osos, los Andinos tienen un sentido del olfato altamente desarrollado, mientras su visión y oído, sin ser deficientes, constituyen órganos en importancia secundarios para su supervivencia. 
Alimentación: La dieta de los osos Andinos es variada. Taxonómicamente han sido clasificados como carnívoros; sin embargo se ha comprobado que son omnívoros muy dinámicos y predominantemente herbívoros. Dentro de los bosques se alimentan de palmito, la parte interna del suro o bambú americano (Chusquea sp.), las bases suaves de los huaycundos o bromelias y, como la mayoría de úrsidos, disfrutan de los sabores dulces como el de los frutos silvestres o el de la miel de los panales. En el páramo se alimentan de las bases suaves de las puyas (Puya sp. Ver foto a la derecha) y frutos silvestres como el mortiño (Vaccinium sp.). Lamentablemente, con la disminución de los bosques nativos y la expansión de la frontera agrícola, los osos han desarrollado el gusto por el maíz y a pesar de que ésta no es una de sus fuentes naturales de alimentación, constituye hoy parte de su dieta durante la estación de cosecha. 
Los osos Andinos requieren de una fuente de proteína para la formación y crecimiento de sus tejidos y para obtenerla suelen excavar en el suelo en busca de gusanos y escarabajos, entre otros insectos. Ocasionalmente capturan pequeños mamíferos, principalmente roedores. En casos muy raros, ha habido incidentes de machos atacando ganado, se cree que debido a la disminución en la cantidad de alimento en el bosque. En estos casos, a diferencia de los felinos, los osos no han buscado la yugular sino que han saltado a la espalda de las reses y han mordido la parte de los hombros de las mismas estando éstas aún vivas. Incluso en el caso de que las reses sobrevivieran al ataque, probablemente morirían al ser arrastradas por los osos a lugares más boscosos. Los osos Andinos son muy fuertes, un macho adulto puede arrastrar una res adulta o incluso un toro. 
Taxonomía: Tremarctos ornatus. El oso Andino es un mamífero, clasificado como carnívoro, Ursidae (oso) y la única especie viva de los osos de cara corta, Tremarctinae. 
Función Ecológica: Los osos Andinos son una especie clave con un rol fundamental en la dinámica de los ecosistemas en los que viven. Se sabe, por ejemplo, que en la zona de Íntag, dentro del bosque nublado y páramo del Ecuador, los osos arrancan la corteza de ciertos árboles, causando que estos individuos mueran prematuramente lo cuál permite la formación de claros dentro del bosque nublado, espacios en los que los rayos solares alcanzan el suelo para que los árboles pequeños puedan crecer, promoviendo la regeneración de la vida dentro del bosque. Los osos Andinos son muy ágiles y a menudo trepan árboles y se movilizan entre ellos en busca de bromelias y frutos, esta actividad también contribuye a la formación de pequeños espacios para que la luz circule. Al alimentarse de frutos silvestres, los osos son también importantes dispersores de semillas dentro de los ecosistemas de bosques nublados y páramos, vitales pulmones planetarios, fuentes de agua dulce y elementos esenciales del ciclo natural del agua. 
Sobran las razones por las que el oso andino debe ser protegido. Como se ha dicho al inicio de esta presentación, su ecología continúa siendo investigada, pero la disminución significativa de su hábitat hace que su supervivencia sólo pueda ser posible a través de programas integrales de conservación que continúen con la investigación de su comportamiento, el seguimiento de individuos silvestres, el rescate y rehabilitación de individuos en cautiverio y proyectos de desarrollo sustentable con la inclusión a nivel local y regional de las comunidades humanas que ahora están cercanas a esta especie, para que comprendan su importancia y la del ecosistema al que pertenece.
Proyecto Oso Andino: Ecologia del Oso Andino
Ecología de los osos andinos u osos de anteojos, incluyendo su rango, hábitat, apariencia, tamaño, dieta, taxomomia y función ecologíca como una especia clave.

Ecología del oso andino: un oso trepando un árbol.
Un oso andino macho, un poco más alto que un hombre.
Un oso Andino en un bosque
Oso andino comiendo maíz.
Puya, una planta del páramo
Hábitat del oso andino: el páramo